Yoga%20Class_edited.jpg

"Yoga teaches us to cure what need not be endured and endure what cannot be cured."

                          -B.K.S Iyengar

Waleska Suarez

Cuando Waleska tenía 18 años, su mundo se volcó de arriba a abajo. Un día era una adolescente normal y corriente y al siguiente se despertó en un hospital con una máquina que respiraba por ella y otra que le limpiaba la sangre.

 

Su experiencia a través de los altibajos del mundo médico la llevaron a comprender la necesidad de cambiar nuestra forma de vivir. Ser testigo de primera mano de lo enfermos que nos hemos convertido en la sociedad y de lo inconscientes que estamos de muchos de los efectos nocivos de nuestro estilo de vida, la llevó a un camino de transformación. 

 

El yoga y la meditación se convirtieron en sus herramientas de curación, tanto física como mentalmente, y despertaron su pasión por ofrecerlas como instrumentos de sanación a todos.

 

Su misión, difundir el mensaje de que no es necesario llegar al punto crítico y normalmente terrible de la vida que nos obliga a cambiar. ¿Por qué hacerlo mañana cuando podemos hacerlo hoy? Waleska decidió dedicar la preciosa vida que le fue concedida a hacer algo significativo y a ayudar de corazón y auténticamente a la gente a vivir con mayor consciencia.

 

Waleska murió el 19 de diciembre de 2020, un día después de su 28º cumpleaños. Dejó un legado de voluntad interior de perseverancia y amor por la vida más allá de todos los desafíos. Sus últimos momentos encarnados en la tierra despertaron en su madre Aarya una profunda conexión con la belleza y el poder del acontecimiento más misterioso de nuestras vidas: La muerte. Se encendió una chispa para compartir el valor de morir sin miedo y vivir la vida con más plenitud, transformando nuestro miedo y nuestra idea preconcebida de la muerte.